martes, 12 de enero de 2010

Palacio de Don José de la Borda (Madero esquina con Bolívar)


De origen aragonés; llegó son José Borda con su hermano Francisco llegaron a la Nueva España. Con mucho empeño y perseverancia lograron la paso del tiempo amasar una gran fortuna en el negocio de la minería; pues encontró dos bastas vetas: la de San Ignacio, que dio plata por nueve años y la de Santa Prisca, que se decía era mucho más rica que la primera. Esta mina quedó intacta y en su lugar se construyó la iglesia de Santa Prisca en Taxco, Guerrero.
Cuentan que su riqueza era tan grande, que mando hacer una enorme custodia de oro, cincelada a mano y con incrustaciones de perlas y piedras preciosas como rubíes, esmeraldas, diamantes y topacios. Esta joya de valor incalculable la conservó siempre consigo.
Pero como nada es eterno en ésta vida, al paso de los años la mina de San Ignacio empezó a agotarse y esto conllevó problemas económicos y endeudamientos; para salir de estos aprietos decidió vender la custodia a la Catedral Metropolitana, por la cuál el arzobispo don Alonso Núñez de Haro y Peralta le pagó ciento diez mil pesos fuertes. Esta custodia pertenece actualmente a la iglesia de Notre Dame, en París.
Con el dinero obtenido por la venta de la custodio, se fue a Zacatecas, donde encontró un filón inagotable llamado “La Esperanza”; se dice que este lugar se convirtió en “asilo de ricos y consuelo de pobres”.
Con abundante riqueza nuevamente, mandó construir su casa en la capital, entre 1730 y 1760. Su fachada consta de una serie de balcones de hierro forjado, con arquitectura característica de la época; en una de las esquinas se puede apreciar un nicho con la escultura de la Virgen de Guadalupe.
Como dato curioso; aquí empezó a funcionar uno de los primeros cines del país, llamado Salón Rojo.

1 comentario:

Víctor Victoria dijo...

¿Esta casa es también conocida como la Casa Borda? Según me llegaron a platicar en esta casa nació aquel dicho popular de "dejame salir aunque sea a la esquina", ya que su balcon daba literalmente la vuelta a la cuadra entera cuando la casa estaba completa.
Saludos... hermoso tu blog.